martes, 23 de julio de 2013

Eugenia Suárez: "Fue como quería Nico una nena, porque son mas pegadas al Papa"

Cabré, siempre “muy protector”, se dispuso a cargar los bolsos en el auto para llevar a su mujer al sanatorio. “Me cuida más que yo misma”, aseguró ella. Cerca de las 5 a.m. llegaron a Los Arcos; la actriz ya tenía 5 centímetros de dilatación. Tres horas después, la ex Casi Angeles ya estaba completamente dilatada (10 centímetros) y preparada para recibir a su beba. Pero pasó algo inesperado: la cabecita de Rufina se encontraba en posición occipito-sacra, es decir, mirando hacia el ombligo materno. Como no rotaba ni descendía, a lo que se sumó un monitoreo que sugería compromiso del cordón, el obstetra Enrique Rauch decidió realizar una cesárea intraparto no programada, con el trabajo de parto ya iniciado. La China se encontraba tranquila. Cabré no se despegó ni un minuto de su lado. La operación se llevó a cabo pasadas las 9.30 de la mañana. Tras realizar el corte de la cesárea, Nicolás pudo ver cómo su bebita estaba enredada en el cordón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario