miércoles, 11 de septiembre de 2013

La China Suárez, primera producción post embarazo y confesiones: la maternidad... y "palito" para las ex de Cabré

A dos meses de haberse convertido en madre primeriza, Eugenia Suárez luce más linda que nunca y así quedó evidenciado en la producción de fotos que realizó para la revista ¡Hola! Argentina, donde aceptó posar por primera vez desde la llegada de Rufina.
Como si las imágenes que ilustraran la nota de tapa no fueran suficiente, la China se despachó con muchas confesiones íntimas sobre la maternidad, su amor con Nicolás Cabré… y hasta opinó de las ex de su pareja. 

La llegada de Rufina
- "No sé lo que es el dolor de las contracciones. Hablé con la partera y me dijo que esperaba a las 5 de la mañana. Me bañé, me hice un rodete con fijador, me puse rimmel a prueba de agua por si lloraba, me pinté con un labial que dura como cuatro horas, terminé el bolso… Quería que Nico me siguiera viendo linda aun en el momento del parto. Pusimos música, Rihanna, que  a mí me encanta, pero terminamos en cesárea porque Rufi tenía una vuelta  de cordón".
- "Fue raro, porque con la anestesia no sentía nada, estaba muy cansada, no terminaba de caer. Recién cuando se prendió la teta, dije: “¡Es mi hija!”. En ese momento, Rufi me clavó los ojos y nos enamoramos. ¡Es impresionante! Al otro día le dije a Nico:'Ya quiero tener otro'. Me sentía desbordada de amor".
- "Sigo siendo la misma. La llevamos a todos lados porque es una santa, le encanta estar a upa… Seguimos con la misma vida de antes".
Cómo recuperó la figura
- "Durante el embarazo no hice nada, pero apenas me dieron el alta me 'interné' en BACE, un centro de estética donde me hacen electrodos, masajes, ¡de todo! Además, engordé muy poco y una vez que nació la beba me quedaron sólo tres kilos de más".

La relación con Cabré
-"No, no cambió en nada. ¡Es tanto el amor que nos une…! Te juro que cuando veo a la beba –una personita que tiene nuestra sangre, que fue creada por los dos- me cuesta pensar en que podemos llegar a separarnos algún día. Mucha gente me dijo: ‘Mirá que con la beba por ahí lo dejás un poco de lado’, pero no me pasó. Estamos muy unidos".
- "Es un genio (como papá), de verdad. Los primeros días yo me despertaba cuarenta veces y él estaba para acompañarme, para que no estuviera sola… Es muy compañero, cambia pañales, la baña y así es mucho más fácil".
- "Nunca me acostumbro a nada de lo que tengo y creo que por eso me va bien en la vida. Nico me da mucha seguridad, me hace sentir linda, soy única para él… Rufina es una beba divina, es demasiado perfecto todo".
- "Nada de casamiento. Cuando era chica me daban ganas, pero la verdad es que no necesito un papel".
- "Me gusta darle todo, que me vea siempre linda. Yo soy muy coqueta, me gusta estar perfumada o mantener la casa ordenada, algo que a él le gusta… Pero no de sometida, ¿eh? Es algo que me surge naturalmente, no es un esfuerzo".
Las ex de Nicolás
- "Mucha gente me dijo que me metía en un lío saliendo con él. Cuando empezamos y él estaba recién separado, me decían: ‘Te va a querer cambiar”. Y yo respondía: ‘A mí no me cambia nadie’. Quizás otras novias tenían otro carácter o eran más domesticables. A mí nunca nadie me dio tanta seguridad como él… Yo salí con otros hombres que me generaban mucha inseguridad o no querían que me pusiera una pollera corta. A mí tampoco se me cruzaría por la cabeza querer cambiarlo y, sin dudas, eso lo enamora más de mí". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario