miércoles, 15 de enero de 2014

Lali Espósito: “Cuando algo te gusta mucho, no te cuesta”

A poco de lanzarse como cantante solista, dice que está feliz con su carrera y que además de actuar y cantar le interesa producir.

Pasó de ser seguidora de los programas de Cris Morena, a la protagonista de uno de los sucesos más grandes del espectáculo juvenil. Como “teenangel” saltó a la fama tanto en Argentina como en distintas partes del mundo. Luego de esta experiencia, Mariana Espósito o más conocida como Lali, se embarcó en una carrera que la llevó a trabajar con Adrián Suar y Natalia Oreiro en la tira Solamente vos y que paralelamente se atrevió a presentar su primer show musical como solista en La Trastienda. Lali pronto festejará sus 22 años y, con más de una década de trabajo actoral en la pantalla chica, es productora de sus canciones y dice que todo lo que soñó se cumplió.
¿Cómo vivís la transición de pasar a ser una chica de Cris Morena a trabajar con Adrián Suar?
Creo que tiene que ver con un tema de edad. Para mí haber trabajado con Cris Morena desde tan chica, siendo fanática de sus programas, fue una genialidad. Imaginate que es como un sueño cumplido. Y ahora que estoy más grande y admirando a otros actores, siguiendo la actuación desde otro lado por un tema de crecimiento y de haberle tomado amor a este trabajo, con Suar puedo decir que me pasa lo mismo. Lo siento como un sueño hecho realidad. Te gusta la comedia, tenés ganas de hacer comedia, y te llama Suar, es como la gloria. Son dos sueños cumplidos. Creo que tanto Cris como Adrián, en lo suyo, son los mejores.

Cuando eras chica soñabas con trabajar con ellos. ¿Ahora quiénes son tus referentes?
Admiro a mucha gente, y quizás no son actores, hay muchos productores. Y en mi caso empecé a mirar otras cosas, a admirar la realización del trabajo. Adrián es un gran referente. El día que quiera producir algo grande, que de hecho tengo muchas ganas, seguro que contaré con él, porque se mueve, hace reuniones, trabaja las escenas, les pone humor, chequea todo, nunca se queda quieto, además está siempre con la mejor onda, nunca falta el respeto y anda a mil. Con respecto a si tengo referentes en la actuación, tengo muchos pero no puedo mencionar solo uno. Miro y escucho bastante. No tengo alguien puntual.

¿Cómo te llevás con el rol de productora, papel que asumiste en tu primer disco?
Muy bien, con mucha responsabilidad y cuidado, intentando no perder nada de vista. Y cumplir con todo, para luego disfrutar la felicidad plena. Creo que cuando algo te gusta mucho no te cuesta, simplemente surge, te sale natural encargarte. Yo me meto en el estudio con los músicos a grabar los temas y salimos del estudio a la madrugada, para después levantarnos temprano a grabar. Y todo eso no lo sufrís, al contrario, te encanta. Cuando tenés claro lo que querés hacer, todo fluye naturalmente. Todo empezó medio hippie con los músicos, pero yo tenía la idea clara y sabía el tipo de espectáculo que quería.

¿Te costó romper con la imagen de Teen Angels?
No, para nada, porque no sé si fui inconsciente de ese cambio y simplemente me pasó. No me gusta imponer un cambio, no me gusta que el otro me vea como yo quiero que me vea. Yo trabajo para que el resultado sea lo que es, cuando doy una nota me muestro tal cual soy y ahí estoy mostrando lo real, lo que se siente. No tuve la necesidad de mostrarme sexy abruptamente, o de golpe meterme a hacer un unitario fuerte para que me vean más grande. Creo que el caminito que llevo recorrido es ameno y agradable. No me vas a encontrar de golpe en revista Gente tapándome las lolas o en La Feliz haciendo alguna declaración. Eso no sucedió, por suerte. Interpretar a la hija mayor de Adrián en Solamente vos, también me posicionó en otro lado, y por eso creo que no me molesta que me reconozcan como una ex “teenangel” porque gracias a eso aprendí lo que sé hasta hoy. Jamás renegaría de eso, lo siento como una verdadera bendición.

¿Cuál es tu mayor deseo en este momento?
Poder manejar la balanza que se va moviendo entre la música y la actuación. El proyecto de la música se lanzó con todo, y lo que pasó en La Trastienda fue más de lo que yo esperaba. No esperaba la repercusión que tuvo de los medios y de la gente. Fue como un cachetazo de euforia, increíble de verdad. Con los chicos de la banda estamos muy contentos porque trabajamos un estilo de música que no se acostumbra a escuchar acá: es un dance con influencia de hip hop y pop, es una fusión que da como resultado un sonido muy nuevo para la gente de habla hispana. Pero a la vez quiero seguir actuando, quiero hacer alguna película, sumar proyectos, tengo un montón de propuestas de cara al año que viene

No hay comentarios:

Publicar un comentario